ANDRESMONTALVANCUELLAR

 

LA CONSTRUCCIÓN DE UN ESPÍRITU PROPIO.

(notas de opinión acerca de la obra de Andres Montalvan).

 

 

I

 

Tal como si las estructuras socio-naturales del mundo en que vivimos, no fuesen mas que ‘simples construcciones’ -hechas a mano- de un sistema de ensamblajes multidisciplinarios; el dibujante, instalador y escultor Andres Montalvan, acostumbra a mostrarnos su que-HACER plástico como un mecanismo instrumental que se verifica (y: con-tiene en si) como “otras construcciones” (alternas), al margen de las establecidas por los estamentos del PODER.

 

II

 

 Así el conjunto de artefactos, objetos, y proyectos que definen su OBRA se nos perfila (o: evidencia) como un “aparataje significante” que -más que nada- revela su autónomo sentido constructivista; en tanto que se erige como campus-simbolo que: territorializa las FRONTERAS DEL SER Al asumir su producción ideo-estetica como un sin numero (evolutivo o interrelacionado entre si) de instrumentaciones didáctico-terapeuticas que fabrican al SER (ide-M-tico) al auto-ejecutarse este, como cosmogonia.

 

III

 

Un SER (entendido en su nominación mas ontica, existencialmente hablando) que se formula a si mismo

como re-presentación (o: imagen) de lo que emana (y/o sobre-vive) del SUJETO. Siempre y cuando ese SUJETO sea asimilado como una “entidad-abstracto-concreta” que se presupone una remision tautológica (confirmada por su ineficiencia lingiiística, o comunicacional. codificadora... es decir), reconocible en su propia praxis constituyente.

 

IV

 

 

Pragmatismo que se conceptua como ritualidad, al instaurarse como referencia enunciativa, o como LECTURA (visceral) de los espacios del CUERPO, los SABERES y las liturgias domesticas. En... “la recuperación de una mirada interiorizada que (...) vierte su atención en aquellos aspectos que ensanchan el ambito de un sentir que se transforma en pensar y el de un pensar que a su vez deviene sentir”. (David Pérez, en: “El cuerpo fatigado de la escultura. Poesticas de la supervivencia (y II)”, pag. 70 de la Revista LAPIZ III, 1995, Madrid. Espafia.)

 

V

 

De esta forma. -asi de simple- como teleologicamente dirigido por una orientación de corte antropocentrista (muy proxima -tal vez- al humanismo sofista” de la MASONERÍA, y sus ideales acerca de: “La construcción etica-espiritual del CUERPO”, o la devoción al: “Gran Arquitecto de la Humanidad y el Universo”), coloca sus creaciones de sentido como “ENCLAVES”, a los cuales el HOMBRE accede si el (autentico) exclusivismo discursante de sus vibraciones retoricas se nos establece ante nuestra experiencia valorativa del Arte como una planicie energetica en donde la plenitud del GOCE solo se micia con la primera de todas las certezas. Aquella que reza del siguiente modo:

                                    solamente se sabe que cada arquitectura-ejecutoria

                                    de lo que nos categoriza, se provoca a si misma al

                                    comenzar a respondernos la PRIMERA de todas las preguntas.

 

 

Omar Pascual Castillo.

Noviembre de 1997, Ciudad de la Habana, Cuba. 1997

Copyright © 2016 Montalvan Cuellar

Designed by Enclume

Back menu